sábado, 15 de julio de 2017

Una actriz de Big Bang Theory anuncia su embarazo con una reflexión provida de un aborto que sufrió





La actriz Melissa Rauch, más conocida por su papel como Bernadette en la exitosa serie The Big Bang Theory, está embarazada. La artista de origen judío de 36 años y casada con el escritor Winston Beigel ha hecho pública esta buena noticia. Sin embargo, ella lo ha hecho de manera diferente puesto que ha acompañado este anuncio con una carta abierta en la que abre su corazón y habla del aborto involuntario que sufrió hace un tiempo y que la marcó para siempre.

Su testimonio se ha convertido en un alegato provida en el que habla de cómo veía a su hijo en la ecografía, donde evidentemente veía a su bebé y no a un conjunto de células, habla también de las secuelas que el aborto aunque sea involuntario puede dejar en la mujer y que tantas veces se esconde. Pero también celebra el milagro de la vida y de la alegría por la llegada de su hijo. Su experiencia la ha dejado por escrito en la revista Glamour y se ha expandido por todo el mundo llevando una visión de la vida que no en muchas ocasiones aparece en dichos medios.

Un anuncio de embarazo con un profundo mensaje de fondo

 
"La única declaración sobre mi embarazo que no me hace sentir como un fraude completo sería: Melissa está esperando su primer hijo. Ella está muy feliz, pero si es sincera, por el hecho de que tuvo un aborto la última vez que estuvo embarazada, está bastante aterrorizada de que eso pueda suceder de nuevo", inicia su carta.


Melissa anuncia su nuevo embarazo

Uno de los "dolores más profundos"


Melissa Rauch confiesa que “el aborto involuntario fue uno de los dolores más profundos que he sentido en mi vida. La imagen de nuestro bebé en el monitor de ultrasonido –sin movimiento, sin un latido de corazón-, después de haber visto ese mismo corazón pequeño, sano y parpadeante justo dos semanas antes, nos cegó completamente y me persigue hasta el día de hoy”.

La actriz no tiene problemas en hablar del sufrimiento de perder a su hijo durante el embarazo y de la depresión que vivió porque aunque “tuve momentos felices, y la vida siguió, la angustia siempre estaba al acecho”.

Además, en su carta se desprende una crítica a la cultura y sociedad actual en la que apenas hay ayuda y atención a la mujeres que han sufridos dramas como el aborto, mientras se fomenta una cultura abortista.

Un drama que se oculta y en el que no se ofrece ayuda

 
“Lo que me di cuenta es que si no se habla abiertamente de este tipo de pérdidas como debería hacerse, no hay una forma concreta de procesar estas emociones”, asegura la actriz que interpreta a Bernardette.  Y añade que “no necesariamente se va a hacer un funeral o tomarse un descanso en el trabajo para llorar, pero eso no cambia el hecho de que algo precioso ha sido inesperadamente arrancado de tu vida”.

Tras invitar a mirar hacia delante e intentar curar las heridas, Melissa se muestra muy contenta por su embarazo aunque algo temerosa de que se repita de nuevo la situación. Eso sí, asegura convencida.

"Agradecida por cada momento de mi embarazo"

 
“Lo que realmente sé con seguridad es que esta experiencia me ha cambiado para siempre. Sé que me ha hecho ser agradecida por cada momento de mi embarazo actual, y espero que me haga una mejor madre cuando finalmente pueda sostener en brazos al niño que está en mi interior”, asegura en la carta.


 Por último, quiso dejar un mensaje alentador para las mujeres que pasaron -o pasan- por esta vivencia: "A todas las mujeres que tengan problemas de fertilidad y que han tenido un aborto espontáneo o están atravesando este dolor ahora, permitidme dejaos este mensaje: no estáis solas".

También había escenas provida en la serie

 
Melissa ya ha pasado como actriz un embarazo pues en la serie en la que es una de las protagonistas, su personaje Bernadette dio a luz a su hijo Halley al que tuvo con su marido Howard. Pero lo llamativo es que durante varios episodios el embarazo fue la trama principal dejando ante millones de espectadores auténticas escenas provida.

Utilizando la ciencia y el humor hablaban de su hijo no nacido como un ser humano, con órganos formados y con capacidades cognitivas. Y lo hacían con total naturalidad.

En el Hollywood más abortista se escucharon frases dichas precisamente por esta actriz como: “¿Te das cuenta que mi bebé tiene los órganos completamente formados y puede reconocer las voces?”; “No puedo creer que estés comparando tu experimento con mi bebé que es un ser humano”; o “el mío ya ha desarrollado el sistema inmunológico”.


15 julio 2017

sábado, 8 de julio de 2017

Cientos de bicitaxis en la India llevan escrito el lema «Dios te ama»: esta monja es la causa

Cientos de bicitaxis en la India llevan escrito el lema «Dios te ama»: esta monja es la causa


La hermana Celine Arikkat, de la congregación de
 las clarisas franciscanas (www.fccongregation.org),
 ha cuidado del sector de los bicitaxis durantelos últimos
 12 años en Noida, una ciudad satélite de Nueva Delhi.

Todo comenzó en 2005, cuando esta monja vio como un conductor de
 estos vehículos era apaleado delante de una multitud que no hacía
 nada por él. Su delito: cobrar el viaje.

Desde entonces, Arikkat ha dedicado su tiempo a ayudar a estas personas 
desfavorecidas y marginadas de la sociedad, que en muchas ocasiones
 se ven en 
la necesidad de delinquir. Ahora, 12 años después, los conductores
 de bicitaxi pueden vivir una vida digna gracias a su labor.



Trabajo duro y mal pagado
 
La hermana Arikkat se encontró con una situación insostenible. Un conductor 
de bicitaxi ganaba al día entre 150 o 350 rupias ($2.32 o $5.42) dependiendo 
de la temporada. Teniendo en cuenta que el alquiler del vehículo cuesta
 casi dos tercios de las ganancias diarias, los conductores deben
 trabajar desdelas 6 de la mañana hasta las 10 de la noche sin descanso 
para poder sacar algo de beneficio.

"Al final de la jornada nos duelen los músculos, y las rodillas nos arden",
 cuenta Juleh Lal Rajasthani, uno de los conductores, según infroma
 Esto unido a la precaria situación económica de sus familias 
provoca que muchos se den a la bebida.

Por ello, Arikkat decidió comprar a estos conductores nuevos bicitaxis 
por los que pagarían una deuda justa con la que podrían ahorrar para 
el futuro. Las únicas condiciones: pagar mensualmente y llevar un 
mensaje en el bicitaxi: "God loves you" (Dios  te ama).



Un trato muy necesario, ya que conductores veteranos como Abdul Jabbar
, musulmán, han conducido su bicitaxi desde hace 20 años pagando en ese 
tiempo un alquiler de varias veces el valor del vehículo.

Patrocinadores de bicitaxis
 
Arikkat comenzó por pedirle a un editor de libros que patrocinara un bicitaxi
 La hermana convocó también una reunión con los conductores de la zona para da
r a conocer esta iniciativa. "Al principio solo vinieron 18, porque tenían miedo de
 que fuera un truco para hacer proselitismo", cuenta la hermana. Los conductores 
son hindúes en su mayoría, aunque también hay algunos musulmanes.

En la siguiente reunión hubo 11 patrocinadores y una gran cantidad de conductores
que no solo han cambiado a mejor sus ingresos, sino también sus vidas.

Y es que la hermana ayuda económicamente y también socialmente. Los conductores
 llegan destrozados por vicios y deudas; en especial por la lacra del alcohol.
 Gracias a la hermana consiguen dejar estos vicios y ayudar a sus familias.


La hermana Akkirat en una de las reuniones que celebra periódicamente con los
 conductores de bicitaxis

La llaman "la leona"
 
La hermana se ha hecho famosa en todo Noida por su férrea defensa al sector de los 
bicitaxis.
 "En cuanto ven el mensaje 'God loves you' en la parte trasera, nadie nos molesta,
 ni siquiera la policía", dicen los conductores.

Además, la hermana hace visitas sorpresa a los conductores entre reunión y reunión para comprobar como se desarrollan en el entorno familiar. Por eso los conductores la llaman "Sherni", que significa leona, ya que les defiende y a la vez les ayuda activamente.

La hermana Arikkat ha proporcionado 432 bicitaxis en total durante los 12 años que 
lleva trabajando con los conductores. Sin embargo, su actividad no termina ahí. La 
hermana es voluntaria del  Ministerio de prisiones de la India, un movimiento de
 la Iglesia que ayuda a los presos.

"Yo era conocida por mi valentía y rebeldía. Cuando decidí unirme al convento, mi padre 
dijo que sus paredes no podrían contenerme, así que me dejó 5 acres de sus tierras 
en herencia 'para cuando volviera a casa y me casase', y aquí sigo", bromea.
 
 
7 julio 2017
 

sábado, 1 de julio de 2017

Tienen cinco hijos adoptados, tres discapacitados: «Damos gracias a Dios por nuestra infertilidad»

Estar abiertos a la vida aunque los médicos les declararan infértiles. Esto es lo que hicieron Antonio Mínguez y Yolanda Nevares al enterarse de esta noticia, que les cayó como un jarro de agua fría, al poco tiempo de casarse.

Trece años han pasado de aquel momento y ahora este matrimonio tiene cinco hijos, todos ellos adoptados, de los cuales los tres pequeños son discapacitados pues así lo decidieron los padres al iniciar el proceso. Esta es a la fertilidad a la que Dios les llamaba.

Este joven matrimonio habló de su experiencia de paternidad y de la acción de Dios en este proceso que no ha estado exento de grandes sufrimientos en el programa Últimas preguntas de TVE.

"El Señor nos iluminó esa cruz"

 
Se casaron con la idea de formar una familia pero los hijos no venían por lo que se hicieron pruebas médicas que confirmaron que no podrían ser padres de manera natural. “Cuando nos dieron el diagnóstico de infertilidad fue un momento difícil porque nos creemos que tenemos derecho a ser padres pero el autor de la vida es Dios, no nosotros”, aseguraba Antonio.

Esta noticia les llegó un Viernes Santo, que nunca olvidarán, pero lejos de escapar del sufrimiento decidieron atravesarlo. “Celebrando este misterio de nuestra fe junto a nuestra comunidad, el Señor nos iluminó esta Cruz que nos ponía sabiendo que de todo esto el Señor sacaría algo bueno”, añadía.


Yolanda habló de cómo Dios les fue dando la capacidad de cuidar y educar a sus cinco hijos, tres con necesidades especiales

Como Antonio y Yolanda hay miles de familias que no pueden tener hijos y que acuden a la adopción. Es lo que hicieron ellos.  Así fue como llegó su primogénito, Josué.  Poco después de llegar se inscribieron de nuevo a otro proceso de adopción y a los tres años ya tenían con ellos a su hija Luz.

La decisión que les marcó sus vidas

 
Pero Dios quería probarles también aquí. Recordaba Antonio que “el Señor nos cuestionó porque en los documentos de adopción había una casilla que si la marcabas te ofrecías a la adopción de un niño con una enfermedad o discapacidad. No la marcamos pero esa decisión sí que nos marcó a nosotros”.

Este matrimonio contaba que poco a poco “el Seños nos iba pidiendo que nos ofreciéramos para ser padres de un hijo con dificultades o enfermo. No fue fácil pero Dios, que es un caballero, nos lo susurraba”.

Fue en una convivencia donde vieron que Dios les llamaba “a dar el salto, de fiarnos de Él, y de que el hijo que nos diera sería el que necesitáramos. Y así llegó nuestro tercer hijo, Juan Pablo”, el primero con discapacidad.

"Dios nos ha ido capacitando"

 
“Dios ha hecho una obra en nosotros porque no teníamos una especial afinidad con la discapacidad ni con aquel ámbito. Dios nos fue llevando pues al principio en nosotros también había miedos, inseguridades pero hemos visto cómo Dios nos ha ido capacitando”, relataba este matrimonio en la televisión pública española.

Siguiendo con su experiencia, Antonio explicaba que “cuando ya teníamos a Juan Pablo, Dios nos invitó a abrirnos a la vida, y llegó Rafael (Dios sana), que nació con hipoxia y un daño cerebral. Y de nuevo fue un gran regalo para nosotros”.


Antonio y Yolanda relataron momentos concretos en los que Dios les habló y les indicó el camino

La pequeña, con síndrome de Down, "ha revolucionado la familia"

 
Tras Rafael llegó la que de momento es la pequeña de la casa, Teresa, que tiene síndrome de Down. “Ha traído la alegría a la casa, ha revolucionado a la familia. Nos enseña muchísimo cada día a vivir la vida y vivirla bien”, afirmaba Yolanda.

Aunque tampoco fue fácil su llegada a la familia. Contaba Antonio que “tenemos una experiencia muy bonita con la adopción de Teresa. Teníamos cuatro hijos y Rafael tenía sólo un añito y dormía fatal, se despertaba muchas veces y estábamos hechos polvo. Pero Dios nos ponía en el corazón el tener otro hijo pero vimos que no era el momento”.

La preciosa coincidencia con Teresa

 
Sin embargo, en una convivencia escucharon una palabra de San Pablo, “ahora es el momento favorable”. Los dos, cada uno por su lado, se sintieron tocado por esta palabra. “Cuando lo hablamos vimos que el Señor nos llamaba a esto e iniciamos un nuevo expediente de adopción”. Luego supieron que esa misma semana que decidieron lanzarse a la adopción fue la que nació Teresa.

A día de hoy este matrimonio afirma seguir abierto a la vida, algo que, según dicen, “nos fortalece como matrimonio y como familia”. Y por ello, pueden decir con certeza que “damos gracias a Dios por nuestra infertilidad porque nos ha dado unos hijos maravillosos”.

Puede ver la entrevista realizada a este matrimonio en Últimas preguntas de RTVE pinchando AQUÍ