sábado, 20 de agosto de 2016

La actriz que interpreta a Madre Teresa, impactada: «Rescató 40.000 personas en sus propios brazos»

El Papa Francisco canonizará el próximo 4 de septiembre a la Beata Teresa de Calcuta. Entrevisto por teléfono a Juliet Stevenson, reconocida actriz británica de teatro y cine, que encarna a Teresa de Calcuta en la película de 2014 Cartas de la Madre Teresa [The Letters]. Es un drama que explora la vida de la madre Teresa de Calcuta a través de cartas que escribió a su viejo amigo y director espiritual, el padre Celeste van Exem, durante un período de casi cincuenta años.

Juliet es una mujer que ha editado todas las obras de Jane Austen para audiolibros, así como alguna de Virginia Woolf, iconos de feminismo y feminidad en la cultura británica. Se declara atea, aunque le da tristeza no poder creer en la vida eterna. Inicialmente decidió interpretar a la Madre Teresa como un reto puramente profesional. La película ganó en 2014 los premios a mejor director y mejor actriz en el Festival Internacional de Cine Católico Mirabile Dictu, patrocinado por el Pontificio Consejo para la Cultura.


Juliet Stevenson afrontó inicialmente el papel de una forma exclusivamente profesional. Pero la fuerza de su personaje la capturó pronto.

En no pocas ocasiones se han manipulado las cartas escritas por Teresa de Calcuta a su director espiritual, sin comprender el sentido espiritual de la sequedad y noche oscura del alma que desvelaban, y que vivió durante buena parte de su vida. El postulador de su causa, el padre Brian Kolodiejchuckconcedió en su día numerosas entrevistas sobre estas cartas, en las que explica la gran prueba que Dios le mandó y su gran fuerza espiritual y Fe. Sobre esto y la película conversamos con Juliet Stevenson.

-Juliet, ¿qué aspecto de Madre Teresa destacas como mujer, como personaje que interpretas?
 -Su fuerza. Definitivamente con absoluta certeza encontré esa fuerza que ella tenía. Pase muchísimo tiempo investigando sobre ella. Descubrí muchas cosas acerca de ella que no sabía…

-Como por ejemplo…
-De una forma extraña se convirtió en una mujer muy ambiciosa. Y esto es una cosa buena. Ella era bastante una mujer en el mundo, en cosas que tal vez no hubiéramos pensado relacionar con ella. Hablando con algunas monjas de su orden me comentaban que había sido muy disciplinaria, muy, muy estricta. Esto interesantemente se mezclaba con una enorme compasión por los pobres y los enfermos y los moribundos en las calles de Calcuta  Sí que era muy autoritativa y de alguna forma entró en conexión con su propio poder y fama. Y también entró en contacto con líderes de países, algunos de los cuales eran gente muy dudosa. Llegó también a compartir esa gran amistad con la princesa Diana. Era así, consciente de su propio estatus y sabía también cómo usar su estatus para recaptar fondos para su orden y su obra caritativa.

»Y sí, tenía en la línea que me preguntas esa fuerza interna: estaba muy llevada por esa fuerza. Lo que ahora es realmente fascinante es saber por estas cartas que tuvo esa lucha tan fuerte con sus dudas, al pensar, como revela la película, que Cristo la había  abandonado. Y esto durante cuarenta años, ¡cuarenta años! Y de ahí probablemente que tuviera que sacar esas fuerzas de sí misma, desarrollar esa increíble fuerza para seguir adelante.


La "noche oscura del alma" que reflejan las cartas de la Madre Teresa de Calcuta a su director espiritual son algo bien conocido en la vida mística, desde Santa Teresa de Jesús a San Juan de la Cruz. 

-Pero sabemos, Juliet, que eso es común en grandes santos. Si me permites el atrevimiento de comentar esto, señalaría a Santa Teresa de Ávila por ejemplo, acostumbrada a dialogar con Jesús. Le preguntó por qué Él permitía que le ocurriera esta o aquella tribulación. Jesús le dijo: “Porque te amo”.  Teresa de Ávila le respondió en su buen humor chisposo: “Si así tratas a tus amigos, ahora comprendo por qué tienes tan pocos”. O el mismo San Juan de Ávila, o San Juan de la Cruz, en su  Noche oscura del alma o San Pío de Pietrelcina, que sufría esas terribles batallas cuerpo a cuerpo con el diablo. No es poco común. Y en algunas ocasiones la gente puede pensar: “¡Oh!, tenía dudas de fe”.
-Sí, esto es un buen matiz, un comentario muy importante; y Madre Teresa estaba aterrorizada de la sola idea de que estas cartas a su director espiritual sobre esta lucha interior y sensación de abandono pudieran hacerse públicas. Y fue inflexible a la hora de mandar que se mantuvieran secretas. De alguna forma incluso podría ser que hubiera temido que su reputación se viera perjudicada. Lo que ha pasado en cambio es que se ha decidido que estas cartas revelan una lucha que ciertamente merece una canonización, pues ella permaneció fiel y dedicada a su obra manteniendo la fe a pesar de ese sentimiento de abandono.




-En alguna ocasión has mencionado que algunos de los personajes que encarnas  se van y otros se quedan. En el caso de Madre Teresa, ¿ella se quedará o se irá de tu vida como actriz?
-Ella se quedará, se quedará. De hecho, se ha quedado. Algunas veces encarnas un personaje y te resulta muy fácil encontrarlo. Te resulta cercano, simplemente es fácil entenderlo. Algunas veces sin embargo encarnas un personaje y ha resultado ser un viaje muy largo hasta poder acoplarme con él. En el caso de la Madre Teresa de Calcuta ha sido un viaje largo: literalmente, y también como metáfora. Por un lado fui a la India para interpretarla, y por otro lado me llevó antes mucho trabajo conocerla.

»No se me ocurre que pueda llegar yo personalmente a ser más diferente de lo que era ella. Para empezar, yo mido 1,76 metros y ella era muy bajita. También te diré que su personaje no me gustaba cuando me propusieron interpretarla.  No me gustaba nada y fue precisamente por eso que me interesé en interpretarla. Además no soy católica y me dije a mí misma que ciertamente este era uno de los mayores retos con los que podía enfrentarme. Yo no hago unos castings normales, mis castings son un poco extraños y de hecho cuando el director me hizo llamar para darme el papel yo contesté “creo que se debe haber equivocado, comprobadlo”.



»Cuando fui a la India mi percepción de ella cambió. Vayas donde vayas ahí te enfrentas con  escenas terribles: niños, mendigos, tumbados en plena calle… La pobreza es… ¡tan chocante!... La falta de ayuda a la gente, la falta de un Estado que tenga una seguridad social... ¡Es tan chocante en todas partes! Y desarrollé un respeto por cualquier persona que decida cuidarse de esta gente. Ella personalmente se ocupó de 40.000 cuerpos, 40.000 personas humanas que llevó en sus brazos personalmente a un lugar donde ella podía alimentarlos, lavarlos, amarlos.  Y fue entonces cuando comencé a cambiar mi idea sobre ella, porque…, escucha lo que te digo, en Occidente es muy fácil criticarla. Pero no tenemos ni idea de lo que es vivir en la India o andar entre los pobres que no tienen ni la más mínima ayuda de ningún tipo. En España, en Inglaterra… ¿cómo te lo diré?, tenemos un sistema de seguridad social, un Estado del Bienestar, tenemos ayuda y recursos mientras que en la India estás solo contigo mismo. Ya a nadie le puedes importar menos. Muy poca, insisto, muy poca gente puede incluso darse cuenta de esa miseria. Por tanto tener a alguien totalmente dedicado a esta gente descartada de la sociedad en demasía…  Empecé a pensar en ella en otros parámetros.

-¿Que traerá tu interpretación al mundo? Tú tratas siempre de comunicar a través de tus venas lo que sientes acerca de un personaje, así lo explicas no pocas veces. ¿Qué traerá esta película a la gente que la verá a  través de tus venas y las de la madre Teresa?
-Supongo que [piensa la respuesta]… ¡Ha sido una buena pregunta! Vivimos en 2016, un tiempo oscuro, ¿sabes lo que quiero decir? Tenemos una crisis de refugiados a tan gran escala que ciertamente sabemos que no se había vivido desde la Segunda Guerra Mundial. Tenemos una colección de gobiernos europeos que parece que no les importe lo que está sucediendo. Y parece que no aceptan sus propias responsabilidades. Tenemos en Europa 10.000 niños refugiados desaparecidos, sufrimos una increíble falta de compasión. Por todo lo dicho creo que esta es una película acerca de la compasión. Acerca de gente a quien sí les importan los que no tienen nada, los descartados de la sociedad. Y éste es, como me preguntabas, el mensaje que quiero que la gente se lleve de mi película.

-Una anécdota que recuerdes ahora sobre la producción y realización de la película.
-Bueno, no soy muy buena recordando anécdotas. A veces sobre cosas que no hice bien o que a veces pienso que no llegué a alcanzar... La película ha sido escrita y dirigida por Bill Riead, que está absolutamente enamorado de Madre Teresa; si discutimos alguna vez fue porque yo pensaba que la película tenía que tomar en algún momento alguna dirección menos “beatífica”. Yo estaba más interesada en la mujer, no en la santa. En la mujer, en sus faltas, en sus contradicciones Y el guión no permitía siempre mostrar todas las facetas de Madre Teresa. Aunque soy consciente de que eso es tal vez pedir demasiado. Cuenta una historia muy interesante. Y tenemos reflejada la duda, tenemos la visión acerca de la lucha con la duda. Eso tendría que ser suficiente.

»Me pides una anécdota de esos días… Mira, estuve en la India un mes y ¡pasaron tantas cosas! Una cosa extraordinaria que recuerdo es sobre la ocasión en que estuvimos en un slum, un barrio periférico de miseria, en la segunda ciudad de Goa, Margao; rodamos allí, donde las religiones predominantes son el islam y el hinduismo. Y estuvimos allí semanas y semanas. Y estando ahí un día de pie con mi sari blanco con el ribete azul sobre el blanco, hábito de las Hermanas de la Caridad de la Madre Teresa, estando en mitad del rodaje se me acerca un hombre viejo, y de repente se echa a mis pies. Sentí un peso en mis pies, miré y vi a un hombre que besaba el borde de mi sari. Fue para mí un tremendo shock, todo el mundo vio la situación. Pregunté qué significaba esto y me dijeron: “Bueno, está besando a Madre Teresa”. Y yo comenté: "¡Pero si está muerta!”. A lo que me respondían: "Sí, pero no importa, de hecho para él tú sigues siendo Madre Teresa. El ve ese sari y se echa al suelo".



»Y es que, para los pobres de la India, Madre Teresa es todavía esa fuente de ayuda. En la India ella es todavía esa luz, ¿sabes lo que te quiero decir?: es esa mujer que llegó un día y se ocupó de los más pobres de entre los pobres. Incluso para la gente educada: incluso la gente muy sofisticada y progresista, en la India, la considera una persona increíble.

-Hemos tenido recientemente unas Jornadas Mundiales de la Juventud en Polonia con el Papa Francisco. ¿Piensas que la juventud de hoy está preparada para vivir la compasión, la comprensión y la tolerancia, o están demasiado inmersos en una cultura del consumismo y tal vez no vayan a ser capaces de ofrecer al mundo lo que tú o yo o tantas personas quisiéramos, que es compasión, y comprensión, y empatía?

-Mi preocupación en este momento es la crisis de los refugiados. He dedicado muchísimo trabajo a la crisis de los refugiados. Y en este terreno he estado trabajando con gente joven entre las edades de 20 y 35 años. ¡Y me siento tan inspirada, tan impresionada! Esta generación siento que posee una enorme compasión. Son sorprendentes, siento que son conscientes, astutos, sabios; mentalizados a implementar un cambio, y no a través de la política de partidos sino más bien trabajando desde la base a través de las redes sociales, o como voluntarios. Tengo por tanto mucha esperanza en esta generación, poseen toneladas de compasión. Aunque no todos, por supuesto, no podemos generalizar. Pero sí la mayoría de los que he encontrado personalmente entre este rango de edad y trabajando con los refugiados: ¡son increíbles!

-Gracias Juliet, por tu tiempo.
-Gracias Jordi, me ha alegrado charlar contigo, me ha encantado. Adiós.
En alguna ocasión has mencionado que algunos de los personajes que encarnas  se van y otros se quedan. En el caso de Madre Teresa, ¿ella se quedará o se irá de tu vida como actriz?
-Ella se quedará, se quedará. De hecho, se ha quedado. Algunas veces encarnas un personaje y te resulta muy fácil encontrarlo. Te resulta cercano, simplemente es fácil entenderlo. Algunas veces sin embargo encarnas un personaje y ha resultado ser un viaje muy largo hasta poder acoplarme con él. En el caso de la Madre Teresa de Calcuta ha sido un viaje largo: literalmente, y también como metáfora. Por un lado fui a la India para interpretarla, y por otro lado me llevó antes mucho trabajo conocerla.



19 agosto 2016

sábado, 13 de agosto de 2016

Simone Biles, la reina de la gimnasia de las Olimpiadas Río 2016 que reza el rosario y va a misa

Simone Biles comienza a ser una leyenda en los Juegos Olímpicos. La pequeña gimnasta estadounidense (mide 1,45 metros) de 19 años de edad es ya, nada más comenzar la competición olímpica, la llamada a ser la reina de Río 2016, siendo, además, considerada por muchos expertos la indiscutible sucesora de la legendaria Nadia Comaneci.

Como parte del equipo estadounidense de gimnasia, Biles es la gran favorita en concurso general, salto, barra de equilibrio, suelo y por equipos. Sólo se le podría escapar en las paralelas asimétricas. Hasta el momento es la única con tres títulos mundiales consecutivos en el concurso general y con diez coronas universales.

La sucesora de Nadia Comaneci

 
El primer 10 de la historia olímpica lo obtuvo una pequeña y delicada rumana de nombre Nadia y apellido Comaneci. Fue en las olimpiadas de Montreal en 1976. Asombró al mundo por su inmenso talento que se plasmó en las cinco medallas (3 de ellas fueron de oro) que obtuvo. Tenía tan sólo 14 años de edad. Luego concluiría su carrera con cinco títulos olímpicos.

Cuarenta años más tarde, Biles, que tiene como meta colgarse en Río cinco oros, lo que ninguna otra gimnasta ha conseguido en unos Juegos, es considerada por los críticos deportivos del mundo como la sucesora de la rumana. No en vano, Biles ha sido modelada en un gimnasio de Texas dirigido por la mujer del técnico que en su momento llevó a la cima a Comaneci, Bela Karolyi.

El entrenador que encumbró a Comaneci está convencido de que la explosividad, talento y ritmo de Biles confirmarán la sucesión. «En aquella época, Nadia fue considerada como la perfección absoluta. Después, a Mary Lou Retton (campeona del concurso individual en Los Ángeles en 1984) se le vio como una de las niñas maravilla de la historia de la gimnasia, y ahora es el momento de Simone», ha aventurado el veterano técnico.

También, una de las estrellas aludidas apuestan a fondo por Biles. «Jamás vi a alguien con más talento. Nadie la puede batir», ha dicho de ella Retton, la ídolo de la gimnasia americana.


Su madre, alcohólica; cuidada por los servicios sociales
 
Simone no lo ha tenido nunca fácil. Su historia es la de una niña nacida en Ohio cuya madre (y madre de otros seis) había sido golpeada duramente por las drogas y el alcohol. Cuando sólo tenía tres años, la niña tuvo que ser separada de su madre y puesta bajo el cuidado de los servicios sociales.

Después, sus abuelos, que vivían en Texas, con mucho gusto se hicieron, primero, cargo tanto de ella como de una de las hermanas de la hoy gimnasta, y, luego, adoptaron a ambas niñas.

Con ello, su vida comenzaba a dar un giro dramático… y para siempre. A los seis años apareció en el gimnasio de la esposa del entrenador de Comaneci, Aimee Boorman y desde entonces no se ha separado de su entrenadora, que vio en Biles un potencial inaudito.
 
Lleva la clave de su éxito en el bolso
 
Recientemente la revista US Weekly publicó un artículo sobre las cosas que Simone lleva en su bolso cuando va a una competición. Ella, que se considera “bastante organizada”, lo dejó fotografiar…

Además de una pequeña bolsa de lona que lleva a sus entrenamientos en Spring, Texas, un llavero que dice “Futura Olímpica” que le regalaron sus compañeras de equipo, una cartera que le obsequiaron sus padres, unos cascos para escuchar música (escucha a Ariana Grande y ama a G. Eazy y Chris Brown), un móvil, un cepillo para el pelo, las llaves del coche, un desinfectante de manos, y, un …



“Mi mamá (Simone llama a sus abuelos “papá y mamá”), Nellie, me dio un rosario en la iglesia. No lo uso para rezar antes de una competición. Lo rezo normalmente por mi misma, pero lo tengo allí de todos modos…”, comentó para el magazine estadounidense al ser preguntada por el rosario que llevaba en el bolso.

Sus grandes apoyos: su fe y su familia

 
Además de rezar el rosario, Simone asiste a la misa dominical con sus padres, quienes han desempeñado un rol fundamental en su vida pues desde muy niña la han apoyado incondicionalmente en todos sus esfuerzos.

Convertirse en una estrella de la gimnasia, “requiere mucha dedicación, muchos sacrificios. Hemos cancelado vacaciones. En nuestras vacaciones hemos viajado con Simone (para competiciones). Ha sido un sacrificio por nuestra parte porque esto es algo que nuestra hija disfruta y por lo que siente pasión. Estamos dispuestos a ir con ella en este viaje”, confiesa su madre Nellie.

Con estos apoyos, seguro que veremos en los próximos días cómo Simone Bile se convierte en la gran reina de la gimnasia en Río 2016…



10 agosto 2016

sábado, 6 de agosto de 2016

El Papa crea Comisión de Estudio sobre Diaconado de mujeres

2016-08-02 Radio Vaticana

(RV).- El 12 de mayo de 2016, en un encuentro – desarrollado en forma de diálogo en el Aula Pablo VI – con las participantes en la Asamblea Plenaria de las Superioras Generales, el Papa Francisco expresó la intención de «constituir una comisión oficial que pueda estudiar la cuestión» del Diaconado de las mujeres, «sobre todo en lo que respecta a los primeros tiempos de la Iglesia».
«Después de intensa oración y de madura reflexión, Su Santidad ha decidido instituir la Comisión de Estudio sobre el Diaconado de las mujeres, llamando a formar parte de ella a las siguientes personas»:
Presidente:
Mons. Luis Francisco Ladaria Ferrer, S.I., Arzobispo tit. de Tibica, Secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe.
Miembros:
Sor Nuria Calduch‑Benages, M.H.S.F.N., Miembro de la Pontificia Comisión Bíblica;
Francesca Cocchini, Docente en la Universidad «La Sapienza» y el Instituto Patrístico «Augustinianum», Roma;
Mons. Piero Coda, Presidente del Instituto Universitario «Sophia», Loppiano, y Membro de la Comisión Teológica Internacional;
P. Robert Dodaro, O.S.A., Presidente del Instituto Patrístico «Augustinianum», Roma, y Docente di patrología;
P. Santiago Madrigal Terrazas, S.I., Docente de Eclesiología en la Universidad Pontificia «Comillas», Madrid;
Sor Mary Melone, S.F.A., Rectore Magnífico de la Pontificia Universidad «Antonianum», Roma;
Rev.do Karl‑Heinz Menke, Docente emérito de Teología dogmática en la Universidad de Bonn y Miembro de la Comisión Teológica Internacional;
Rev.do Aimable Musoni, S.D.B., Docente de Eclesiología en la Pontificia Universidad Salesiana, Roma;
Rev.do P. Bernard Pottier, S.I., Docente en el «Institut d'Etudes Théologiques», Bruselas, y Miembro de la Comisión Teológica Internacional;
Marianne Schlosser, Docente de Teología espiritual en la Universidad de Viena y Miembro de la Comisión Teológica Internacional;
Michelina Tenace, Docente de Teología fundamental en la Pontificia Universidad Gregoriana, Roma;
Phyllis Zagano, Docente en la «Hofstra University», Hempstead, Nueva York.
(CdM – RV)
(from Vatican Radio)

sábado, 9 de abril de 2016

Una televisión le encargó unos reportajes sobre el Papa, ella se apuntó a catequesis... y se bautizó


Chou Yong-Mei es madre de familia y presentadora de numerosos programas de televisión en Taiwán entre los que destaca el popular Oh my God. Lleva más de 20 años trabajando en televisión.

El Kuangchi Program Service de Taiwán la llamó para trabajar en una famosa campaña publicitaria sobre los valores de la sociedad y de la democracia taiwanesa en enero de 2014. Y después le encargaron un documental sobre el Papa Francisco. Ella no sabía nada de la Iglesia Católica y se apuntó a unas clases de catequesis para entender mejor el tema. Allí descubrió a Cristo y la fe. Y así se bautizó en la pasada Vigilia Pascual.

Un encargo profesional: entender a Francisco
 

Todo empezó con un encargo televisivo. "Contactaron conmigo para presentar un nuevo proyecto, una serie de videos de siete minutos de duración sobre el Papa Francisco".

Yong-Mei empezó a estudiar sobre el tema, a leer los mensajes del Pontífice, su biografía y a escuchar algunos de sus mensajes. "Enseguida entendí que no se podía hacer algo resumido, por eso pedí al presidente de la cadena poder proyectar un programa serio con capítulos que tuvieran media hora de duración cada uno”, explica la periodista.

Los contenidos del Papa Francisco eran demasiado importantes y debían ser presentados íntegros, con ejemplos vividos por personas reales en la vida real. Así que debía informarme y actualizarme, puesto que además no era católica".

De este modo, para poder acercarse más a su nuevo proyecto y conocer a la comunidad católica, Yong-Mei decidió apuntarse a catequesis "para entender cómo funciona todo".

Días de convivencia
 

Cuando llegó a sus primeras catequesis Chou conoció a sus primeros católicos "de cerca".

“Cuando me encontré con personas reales, de carne y hueso en la comunidad católica, vi su dedicación y la fuerza de su fe. Me impresionó la cantidad y la calidad de los miembros de la comunidad”, cuenta Yong-Mei en un testimonio para la agencia de noticias Asia News.

Desde que inició su convivencia con la comunidad católica, Yong-Mei comenzó a asociar lo que había leído sobre el Papa Francisco a hechos cotidianos y problemas reales.

"Desde el comienzo, desde el guión del primer capítulo siempre he pensado: ´¿a qué me recuerda esta frase del Papa?, ¿a qué personas se refiere esta homilía suya?, ¿o este mensaje suyo?... Quizás a un estudiante con dificultades, o tal vez a una joven madre soltera.´ Y así he ido haciendo mis investigaciones en diferentes comunidades parroquiales y he hecho elecciones precisas”, explica.

Más cerca de los que sufren
 

Desde el inicio, el equipo decidió focalizar su trabajo en las comunidades católicas, centrado en lo referente a la atención de los necesitados y en el compromiso de muchos fieles y religiosos que son “desconocidos” para los medios.

"Nos concentramos en las realidades más periféricas, en las aldeas y en las zonas rurales de Taiwán, en los lugares que no aparecen en primera plana. Cuanto más los filmábamos, más nos apasionábamos por este programa”, trasmite Yong-Mei.

Entre tanta pobreza y sufrimiento, el equipo de grabación quiso empezar la serie con un mensaje de alegría para las personas marginadas. "Fuimos a filmar una comunidad de monjas que trabajan en el área de los aborígenes. Las monjitas hacen espectáculos musicales muy atractivos: tocan grandes tambores en el escenario, todo lleno de energía".

"No sólo filmamos el espectáculo, también registramos los beneficiarios de su trabajo entre los más desfavorecidos. Encontrar esta energía entre los que trabajan por los marginados me impresionó mucho", recuerda.

Y el colofón final... el bautismo
 

Yong-Mei dice que hay experiencias que le han marcado especialmente, como ver el testimonio de muchos católicos que caminan juntos para resolver los problemas reales de la vida cotidiana, el trabajo y la familia.

"Desde entonces, el hecho de participar en las catequesis no sólo está ligado con el fin de encontrar información, se ha convertido en una forma de vida. Desde que viajé con el equipo, entiendo la razón del programa de televisión y las clases de catecismo y ahora quiero ofrecer mi energía en beneficio de la sociedad".

A partir de ese momento "me convencí de que tenía que pedir el bautismo. Lo decidí de inmediato porque me di cuenta de que los cristianos saben acompañar en la vida real, que entienden las dificultades de las personas".

En la Vigilia Pascual de Taiwán, Yong-Mei decidió iniciar su vida en la fe católica. El bautismo, explica, ha sido la fuerza que le faltaba para dar el paso definitivo. "He acabado de ver esta fuerza que viene de la elección de la fe, y que es la base de la misión, en mi caso en los medios de comunicación".

"¡Oh, Dios mío!": una serie especial

 
Cuando se eligió al elenco de la serie, Chou se centró en la forma que los actores tenían de mostrar la alegría interior y exterior.

"En los capítulos no ponemos en el aire al Papa Francisco para venerarlo, así como no seguimos fieles, monjas o sacerdotes para convertirlos en héroes, sino que se presenta la obra de toda una comunidad con el apoyo de grandes ideales de la vida común, atentos a los problemas de todos los días. Me parece que es el espíritu del Papa Francisco", cuenta.

Del reflejo del espíritu del Papa Francisco en la vida común viene el título: ¡Oh, Dios mío!, que fue elegido acorde a este clima de cercanía a la realidad usando una frase informal que repetimos a menudo en contextos diferentes: "o bien cuando estamos cansados de algo o inquietos por algo especial en la vida", dice Yong-Mei.

El objetivo es llegar al público joven, que se sientan identificados con las dificultades diarias. Por eso, se eligieron dos presentadores jóvenes que saben reír y alegrarse presentando "contenidos profundos".

Yong-Mei está tan emocionada con su nueva vida que desea transmitir toda su alegría a través de la serie. "Estoy segura de que los que vean el programa se sentirán tocados por su contenido, como he sido tocada yo".

El programa sobre el Papa y Taiwán, titulado ¡Oh Dios mío! (que durará un año, con pautas semanales), comenzará su emisión por el canal Dong Feng (Azio TV) la noche del sábado 16 de abril.




6 abril 2016

sábado, 2 de abril de 2016

La Resurrección de Cristo 2016




Día 27 Domingo de Pascua de Resurrección

En distintos momentos advierte Jesús que aceptar su doctrina reclama la virtud de la fe por parte de sus discípulos. Lo recuerda de modo especial a sus Apóstoles; a aquellos que escogió para que, siguiéndole más de cerca todos los días, vivieran para difundir su doctrina. Serían responsables de esa tarea, de modo especial, a partir de su Ascensión a los cielos, a partir del momento en que ya no le vería la gente, ni ellos contarían con su presencia física, ni con sus palabras, ni con la fuerza persuasiva de sus milagros. Metidos de lleno en la Pascua –tiempo de alegría porque consideramos la vida gloriosa a la que Dios nos ha destinado–, meditamos en la virtud de la fe, le decimos al Señor como los Apóstoles: auméntanos la fe: concédenos un convencimiento firme, inmutable de tu presencia entre nosotros y, por ello, de tu victoria, por el auxilio que nos has prometido. Que nos apoyemos en tu palabra, Señor, ya que son las tuyas palabras de vida eterna. Así lo declaró Pedro, cabeza de los Apóstoles, cuando bastantes dudaron y se alejaron: ¿A quién iremos? –afirmó, en cambio, el Príncipe de los Apóstoles– Tú tienes palabras de vida eterna. A poco de haber convivido con Jesús, todos comprendían que merecía un asentimiento de fe. Si tuvierais fe... Creed..., les animaba el Señor. Era necesario, sin embargo, afirmar su enseñanza expresamente, recordarla y establecerla como criterio básico de comportamiento. Era fundamental tener muy claro que si podían estar seguros, al declarar su doctrina infalible e inefable, era por ser doctrina de Jesucristo: el Hijo de Dios encarnado. Todos fueron testigos de los mismos milagros y escucharon las mismas palabras, con idéntica autoridad, con el mismo afán de entrega por todos; y, sin embargo, solamente Pedro es capaz de confesar expresamente la fe que Jesús merece: ¿A quién iremos?. Tú tienes palabras de vida eterna, declara el Apóstol y Jesús confirma. Y lo que es de Dios, es para siempre: el Cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán, nos aseguró.

sábado, 26 de marzo de 2016

Vigilia Pascual El Pregón Pascual 2016




El Pregón Pascual o Exultet
Liturgia de la Misa
Partitura y canto del Pregón Pascual que se canta la noche de la vigilia pascual.
Por: P. Agustín Ambrosini | Fuente: IVE Instituto del Verbo Encarnado
En preparación del Pregón Pascual
El Pregón Pascual o Exultet, que se canta la noche de la vigilia pascual, ha de ser uno de los himnos más hermosos y emotivos de toda la liturgia romana pues canta el triunfo definitivo de Cristo sobre el pecado y sobre la muerte, el triunfo de la luz del Salvador sobre las tinieblas que parecían haber vencido al rey de la vida. Cuenta además con la fuerza de una tradición antigua ya que se encuentran testimonios de su existencia desde el mismo siglo IV.

sábado, 19 de marzo de 2016

Ideología de género, mal profundo






Como explica el profesor Alberto Bárcena en conversación con Rosa Duque para Las 2 ciudades, su esencia última es un rechazo absoluto a la naturaleza en cuanto obra de Dios. Fuente: HM Televisión.